5.10.10

Alicia en el país de las maravillas • Alice in Wonderland

En la muestra que participé recientemente como parte del grupo de Misceláneas realizada en la «Casa de la lectura» mucha gente nos preguntó cómo realizamos las ilustraciones. Cada una de nosotras tiene un estilo y forma de trabajar muy diferente, por eso nos parece enriquecedor contarles un poco el proceso de cada una: la cocina de las Misceláneas. Aquí va mi experiencia ¡Espero que lo disfruten!
Hoy les voy a contar cómo realicé una de ellas basada en «Aventuras de Alicia en el país de las maravillas». Venimos trabajando en este proyecto ya hace tres años y para nosotras es muy movilizador porque fue con el que comenzamos este lindo camino que estamos recorriendo.
Primero, nos repartimos los capítulos, queríamos que la historia estuviera completa pero contada desde el punto de vista de cada una. La lotería me adjudicó «Una merienda de locos» y supe que no iba a ser fácil porque me tocaba una de las escenas más deliciosas pero difíciles de esta famosa historia.
La búsqueda del personaje central es la que actuó como detonante. En la imagen pueden ver algunas de las muchas versiones de Alicia. Pruebas de vestimenta, proporciones y estilo del peinado son algunos de los rasgos que fueron definiéndola. Este mismo proceso lo realicé para el sombrerero loco, la liebre y el lirón. Una vez que tuve todos estos personajes más o menos definidos comencé a bocetar la escena principal. Quería evitar hacer la clásica de la mesa, las tasas y los personajes, pero pasar por la experiencia me ayudó a darle después una vuelta de tuerca. Aprovechando el recurso del cambio de tamaños en la historia decidí que en la escena final las tasas fueran gigantes y los personajes pequeños. Utilicé como base un collage digital porque quería que hubiera otras historias además de la principal, y sobre éste trabajé con capas de acrílico para ir balanceando el peso de las mismas.